Página principal
Antecedentes
Investigación
Docencia
Vinculación
Divulgación
Contacto
 
¿Por qué afecta la presión atmosférica a personas que tienen problemas del corazón?

Apolonio Juárez Núñez

Laboratorio de Ciencias Aplicadas, UAP

 

Pedro Ochoa Sánchez

Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología

 

 

 

Para algunas personas que viven en sitios de altitud baja (cercanos a las playas), el ir a lugares en las montañas (con altitud grande), les provoca un aumento en la presión arterial y tienen problemas del corazón. Por otro lado, hay gente que le baja la presión cuando va a la costa.

 

Esto significa que la altura, respecto al nivel del mar, es una de las causas de los problemas de presión sanguínea.  Pero, ¿Qué tiene que ver la altura con estos problemas de salud?

 

La presión  se define como la relación que hay entre la fuerza y el área de la superficie sobre la que se ejerce dicha fuerza; es decir, presión es igual a fuerza sobre área.

 

Como ejercicio, hagamos lo siguiente. Tomemos un alfiler, un lápiz con punta y otro lápiz sin sacarle punta. En una naranja clavemos el alfiler, después el lápiz con punta y finalmente el lápiz sin punta. ¿Cuál de estos tres necesitará una fuerza mayor para penetrar la naranja? ¿Cuál una fuerza menor?

 

Como todos sabemos, el alfiler penetra fácilmente en la naranja. Esto se debe a que la  superficie sobre la que se ejerce la fuerza es muy pequeña y por lo tanto la presión es grande. Ahora, si ejercemos la misma fuerza sobre una superficie mayor, la presión disminuirá tanto como el área de esa superficie aumente. Por esta razón, es difícil penetrar la naranja con el lápiz sin punta, aunque le apliquemos la misma fuerza que al alfiler.

 

La presión atmosférica,  es la fuerza que ejercen los gases que componen la atmósfera sobre todos los cuerpos que están sobre la superficie terrestre. Esta fuerza es debida al peso del aire.

 

¡Cómo! ¿El aire pesa? Sí el aire pesa y pesa mucho.

 

Para casi todo mundo, el peso del aire es insignificante. Sin embargo, la presión atmosférica en lugares costeros,  equivale a una masa de un poco más de 10 toneladas sobre un área de un  metro cuadrado. Pero, como hemos evolucionado en estas condiciones, este peso tan grande del aire que soportamos durante toda nuestra vida, pasa inadvertido.

 

Ahora bien, no sólo el aire ejerce presión sobre los cuerpos que se encuentran inmersos en él y sobre las paredes del recipiente que los contiene, sino que, en general, todos los fluidos (gases y líquidos) lo hacen.

 

Esto significa que: Si nos metemos en el mar (que es un fluido), experimentaremos un aumento de presión conforme nos sumerjamos. El aumento de presión es de aproximadamente una atmósfera por cada 10 metros que bajemos. También esto significa que, al inflar un globo ó al hacer circular un líquido por una tubería, habrá una presión sobre las paredes internas del globo ó del tubo respectivamente, que se debe equilibrar con la presión externa. Si la resistencia del material con que estén hechos el globo ó el tubo no es suficiente, entonces se  romperá.

 

Preguntémonos lo que sucederá si estamos, por ejemplo en Acapulco (a una atmósfera de presión) y se nos ocurre inflar un globo y lo traemos a Puebla que esta a una altura de más de 2000 metros sobre el nivel del mar. ¿Llegará bien el globo hasta nuestro destino?

 

¡No!, el globo se romperá en el camino por que la presión externa disminuye con la altura y habrá un desequilibrio con la presión interna del globo.

 

Algo similar ocurre con el sistema circulatorio de algunas personas, que sufren un desequilibrio en su presión arterial y la presión atmosférica cuando viajan a lugares de distinta altitud.

 

Por eso los médicos recomiendan a sus pacientes con presión alta irse a vivir a lugares costeros y  a personas con presión arterial baja,  les sugieren los sitios en las montañas.