Página principal
Antecedentes
Investigación
Docencia
Vinculación
Divulgación
Contacto
 
Distribución de zonas climáticas sobre la superficie terrestre

Apolonio Juárez Núñez

Laboratorio de Ciencias Aplicadas, UAP

 

Pedro Ochoa Sánchez

Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología

 

 

En esta ocasión tratamos el tema de la  distribución de zonas climáticas sobre la superficie terrestre. Esta distribución depende de diversos factores: la latitud, los vientos, la altura sobre el nivel del mar, la presión atmosférica,  el relieve terrestre y las corrientes marinas.

 

La latitud de un lugar, es el ángulo que forma la línea imaginaria que va del centro de la tierra a ese lugar y el ecuador; es decir, éste ángulo nos  indica que tan lejos se encuentra ese lugar del ecuador. La latitud toma valores  entre 0º y 90º  latitud norte y 0° y 90° latitud sur. Así, para Puebla que esta en el hemisferio norte, su latitud es 19.2° latitud norte, para el ecuador corresponde una latitud de  0º y para una ciudad en el hemisferio sur como abra, para el  polo norte una  latitud de 90º y para el polo sur una latitud de -90º.

 

Las zonas climáticas a las que nos referimos son las siguientes: selva, sabana, estepas, desiertos, bosque de coníferas  o taiga y tundra.

 

Las selvas  se localizan principalmente, en latitudes comprendidas entre -5º y 5º. Es estas zonas, durante la mayor parte del año, los rayos solares inciden de manera perpendicular y esto hace que sean lugares muy calurosos, con lluvias durante todo el año. Por lo que, prácticamente,  no hay diferencia entre una época del año y cualquier otra. Debido a estas condiciones, existe una gran diversidad en  flora y en fauna.

 

Las sabanas son regiones que se localizan entre 5º y 25º latitud norte y  entre -5º y -25º latitud  sur. Estos lugares presentan cambios en el paisaje con las estaciones del año, debido a que la forma en que inciden los rayos solares, cambia en cada estación. En el hemisferio norte, durante la segunda mitad de la primavera, durante el verano y principios del otoño, los rayos solares inciden casi verticalmente, dando lugar a al época de  lluvias. Este mismo proceso ocurre en el hemisferio sur durante los meses de septiembre a febrero.

Como las lluvias son temporales, la vegetación consiste de pastizales y árboles de tamaño mediano. Siendo un lugar muy bueno para los herbívoros más grandes y los carnívoros más feroces. 

 

Las siguientes zonas climáticas son la estepas y los  desiertos.  Las estepas son regiones de transición entre las sabanas y los desiertos. Estas zonas se caracterizan por su clima semi-desértico, pocas lluvias durante el año y una flora poco abundante.

Los desiertos son regiones con climas muy extremosos ; es decir, durante el día pueden alcanzar  temperaturas  muy altas (hasta 50ºC) y en la noche temperaturas muy bajas (bajo cero).  Las escasez de  lluvias, en estos lugares, puede deberse a cualquiera de los siguientes factores : 1 a las cadenas montañosas que impiden  que los vientos transporten humedad hacia el continente. 2, a las bajas presiones en la atmósfera y 3, a las corrientes  marinas frías. Debido a esta escasez de lluvias la flora y la fauna también son escasas.

 

Después del desierto, se encuentra  una zona con un clima de tipo “mediterráneo”, localizada entre 30º y 45º de latitud norte y -30º y  -45º latitud sur. En estas zonas, los vientos y los frentes polares propician las condiciones favorables para que se tenga un clima templado, con lluvias en verano y fríos días de invierno. Debido a estas condiciones, la  flora consiste principalmente de encino y plantas que tiran sus  hojas en el invierno para protegerse del frío.

Estas regiones se llaman de tipo mediterráneo, por que en Europa, a las orillas del mar mediterráneo, se tiene un clima de este tipo.

 

Entre los casquetes polares y una latitud de 45º norte y -45º sur, se encuentra la región llamada “bosque de coníferas”. En estas latitudes, los rayos del Sol inciden de manera muy inclinada durante todo el año. Un poco más inclinada en  invierno, originando la caída de nieve,  y menos inclinada en verano, originando lluvias durante esta época del año. La flora de estos bosques esta constituida principalmente de pinos, ciprés, abedules, etc. Y la fauna consiste de castores, osos, ardillas, águilas, etc.

 

Finalmente, los casquetes polares. Estos casquetes polares, son lugares  muy  fríos, dónde los rayos del Sol inciden de manera muy inclinada solamente durante el verano y durante el invierno el Sol no se sale para nada.

Debido a estas condiciones, la flora sólo aparece durante los días de  Sol y se oculta bajo la nieve durante los días de oscuridad.

La fauna se reproduce durante los días de Sol y consume todo lo que puede para dormir durante los mese de oscuridad. El ejemplo más común es el oso polar, que se le observa durante el verano y se oculta para dormir durante todo el invierno.

 

Para finalizar, los climas sobre la tierra se distribuyen, principalmente, en la forma que hemos descrito. Pero también, se pueden hallar distintos tipos de climas en una misma latitud, dependiendo de la altura sobre el nivel del mar, de las montañas y de los vientos.