Página principal
Investigación
Investigación
Docencia
Vinculación
Divulgación
Contacto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA Y TÉCNICA ¿ QUÉ Y PARA QUÉ?

 A.  JUÁREZ, J. JUÁREZ

Mundo Interactivo, Facultad de Ciencias Físico Matemáticas-UAP;

Universidad Pedagógica Nacional

ajuarez@fcfm.buap.mx

 

 

RESUMEN

 

La divulgación de la ciencia y de la técnica debería de jugar un papel fundamental en el desarrollo de nuestras sociedades.

 

Por lo general se asume que a través de la divulgación científica se difunden los nuevos avances científico-técnicos y se dan a conocer las nuevas perspectivas y tendencias que surgen del trabajo de la comunidad científica. También se asume que la divulgación científica contribuye a generar un ambiente socialmente favorable para que los estudiantes se inclinen por cursar carreras científico-técnicas, además de propiciar el financiamiento de estudios e investigaciones que, en principio, mejoran las condiciones y la calidad de vida de los seres humanos.

 

En ese sentido, y como han insistido destacados divulgadores mexicanos, la tarea del divulgador requiere arte y ciencia. Con lo primero se conmueve al público y por medio de la ciencia se estimula el intelecto de las personas a las que se dirige.

 

En  nuestro país, las formas y condiciones necesarias para divulgar la ciencia han sido motivo de reflexión y discusión entre la comunidad de divulgadores. Al respecto, en los diversos foros y congresos de la SOMEDICyT, se han presentado y discutido experiencias en las que se ha abordado el papel de las nuevas tecnologías en la divulgación así como el rescate de las formas tradicionales.

 

Sin embargo, una reflexión que consideramos no se ha realizado con la amplitud que su importancia lo requiere, es el que se refiere al aspecto epistemológico de la ciencia y a la cosmovisión que sustentamos quienes realizamos actividades de divulgación. Esta cosmovisión, por su carácter implícito, determina nuestro quehacer como divulgadores, dando, por ejemplo, la característica de descubrimiento a nuestro conocimiento de lo que llamamos realidad.

 

Es necesario, desde nuestra perspectiva, que los divulgadores reflexionemos sobre lo que entendemos por ciencia y como consecuencia, lo que significa divulgar.

 

En esta plática presentamos y discutimos algunos de los aspectos epistemológicos de la ciencia y hacemos énfasis en sus implicaciones sobre la divulgación. De acuerdo con esta discusión, concluimos que los divulgadores, además de conocer con detalle los aspectos que pretendemos divulgar y de lograr impactar al público al que nos dirigimos, debemos estar conscientes de los supuestos epistemológicos que subyacen a la ciencia y a las diferentes interpretaciones de lo que llamamos realidad.

 

 

1.       INTRODUCCIÓN

 

En nuestras sociedades la información y al aprendizaje están tomando una importancia fundamental en las actividades del ser humano; por esta razón, es urgente replantear y reforzar la función social de la divulgación de la ciencia.

 

La ciencia tradicional está construida sobre las bases del método científico, estructurando sistemáticamente el conocimiento en cuadros lógicos de causas y efectos que parten en principio de la observación de los fenómenos.

 

El paradigma científico tradicional parte de la existencia de una realidad objetiva que es posible conocer siguiendo procedimientos adecuados, generalmente consistentes con el método científico. Esta realidad funciona con base en principios y leyes naturales que cumplen la relación de causa-efecto, mismas que se establecen con la observación, manipulación y razón, y que a su vez nos hacen fungir como descubridores y entendedores del universo.

 

En  este contexto, en  los últimos años hemos sido testigos de una revolución en la ciencia y la técnica que está dando como resultado impresionantes desarrollos tecnológicos. Estos desarrollos aportan información que permanentemente modifica nuestra concepción sobre la naturaleza del mundo que nos rodea, planteándonos nuevos retos y nuevos enigmas sobre el derrotero que puede tener la raza humana.

 

Algunos ejemplos de esos desarrollos son: el estudio de la estructura del genoma, las técnicas de clonación, la inteligencia artificial, la robótica, las redes informáticas y las simulaciones de procesos neuronales. En ese mismo sentido está el estudio de la materia a nivel nanoscópico, la eterna discusión sobre la naturaleza del tiempo y del espacio, además de las nuevas y audaces teorías que nos hablan de la multiplicidad de mundos y universos, en donde se rescatan reflexiones filosóficas desde las ya sustentadas por pensadores griegos, hasta posiciones más contemporáneas como pueden ser las de Giordano Filippo Bruno.

 

El desarrollo de la ciencia y de la técnica ha retroalimentado al pensamiento científico, modificando sustancialmente conceptos, principios, leyes y procedimientos que apenas hace algunos años se consideraban completamente válidos y que actualmente han tenido que ceder el paso a nuevas construcciones y modelos del universo en todas sus escalas.

 

Muchos de los cambios en la concepción de ciencia han pasado inadvertidos para los que la divulgamos, y mientras hoy a la ciencia se le da un carácter más relativista y se asume como un producto de carácter social, los divulgadores de disciplinas relacionadas con la ciencia seguimos considerándola y divulgándola como si fuera conocimiento fiable porque, supuestamente, es conocimiento objetivamente probado, que nos acerca cada vez más a la verdad.

 

Cuando los divulgadores desarrollamos nuestras actividades, casi nunca reflexionamos sobre los aspectos epistemológicos o la concepción que tenemos del mundo y que da sustento a nuestra actividad.

 

La visión del mundo del divulgador y sus implicaciones, están presentes cuando se interacciona con el público al que nos dirigimos, condicionando y determinando esas formas de interacción.

 

 

2.       DESARROLLO

 

Como resultado de la revisión de propuestas recientes que plantean formas innovadoras en el proceso enseñanza-aprendizaje de la ciencia, de la emergencia de nuevos paradigmas epistemológicos que proponen nuevas formas de conocer, de las teorías sobre la naturaleza de la cognición; proponemos, para discusión, un modelo alterno de divulgación científica.

 

            Esta propuesta se genera a partir de considerar elementos epistemológicos, pedagógicos, metodológicos y conceptuales como:

 

*        Propiciar un cambio epistemológico en la cosmovisión del divulgador científico.

 

*        Conocer y manejar estrategias de divulgación acordes con dicho cambio epistemológico.

 

*        Incorporar al bagaje de conocimientos de los divulgadores los últimos aportes de la ciencia y con ello las implicaciones que tiene en la representación de la realidad.

 

            Las aportaciones en el campo de la epistemología señalan la emergencia de nuevas formas y modelos de concebir el mundo que nos rodea (eso que llamamos la realidad). Desde nuestra perspectiva, los que nos dedicamos a la divulgación científica y técnica tendríamos que reflexionar sobre los fundamentos de la ciencia que decimos divulgar.

 

Una estrategia en este sentido consiste en discutir comparativamente dos concepciones epistemológicas contrapuestas: El Realismo y el Constructivismo.

 

 Dentro de los diferentes ismos que se han generado para describir diferentes posturas epistemológicas sobre la ciencia (como el inductivismo, el falsacionismo, el racionalismo y el objetivismo); el Realismo y el Constructivismo, como posiciones epistemológicas inconmensurables, reúnen dos tendencias que se manifiestan hoy día en diferentes escenarios del conocimiento.

 

El Constructivismo rompe con la visión del mundo dominante (especialmente en el campo de las ciencias), al postular la imposibilidad de acceder al conocimiento de la realidad tal cual es. Esta visión del mundo caracteriza al conocimiento como construcciones funcionales de la experiencia humana y a las teorías científicas como construcciones del ser humano y no como teorías de la naturaleza.

 

El Constructivismo no sólo es otra forma de considerar el conocer, sino que también muestra que hemos introyectado una concepción en donde se considera la existencia de un mundo real, objetivo, único, causal e independiente al sujeto que conoce y con la posibilidad de conocerlo tal cual es ( concepción Realista).

 

La concepción Realista, al trascender en nuestras sociedades, ha impregnado todas las actividades relacionadas con la ciencia, incluyendo su divulgación. En el ámbito escolar, esta forma de pensamiento se traduce en una concepción específica de cómo concebir el proceso de enseñar y de aprender (que generalmente se encamina a que el estudiante llegue a conocer o a  identificar las leyes que rigen los fenómenos que ocurren en nuestro alrededor como manifestaciones del mundo real).

 

Con base en nuestra experiencia, abordar y discutir estas dos concepciones contrapuestas y derivar de esta discusión las implicaciones sobre lo que divulgamos, es un punto de partida para reflexionar sobre nuestra actividad.

 

Al revisar las implicaciones que se derivan del Realismo y del Constructivismo, el divulgador comprenderá el contexto de su labor, posibilitando con ello iniciar un proceso meta reflexivo que lo lleve a considerar al conocimiento científico como el resultado de la elaboración y comparación de modelos que, lejos de ser la realidad, sólo  la explican y la modelan.

 

 

3.      CONCLUSIONES          

 

Las aportaciones en el campo de la epistemología señalan la emergencia de nuevas formas y modelos de concebir el mundo que nos rodea (eso que llamamos la realidad).

 

Específicamente, el Constructivismo, al postular la imposibilidad de acceder al conocimiento de la realidad tal cual es, genera importantes consecuencias sobre la forma y la posición que adoptamos ante la ciencia y su divulgación. Esta visión del mundo caracteriza al conocimiento como construcciones funcionales de la experiencia humana y a las teorías científicas como construcciones del ser humano y no como teorías de la naturaleza.

 

Reflexionar y discutir sobre los planteamientos centrales del Constructivismo, son condiciones necesarias para que el divulgador trascienda su práctica, para que pueda modificarla y para aprovechar todas las herramientas didácticas que están a su alrededor.

 

 

Bibliografía

 

*        Juárez A. Juárez J, El cambio epistemológico, una condición necesaria para mejorar la práctica docente; Memorias del Tercer Taller Iberoamericano de la enseñanza de la Física universitaria, Cuba 2003.

*        Juárez A. Juárez J, La magia de construir y aprender ciencia, Editorial Lunarena, ISBN 968-5426-04-X

*        Maturana H. y Varela F. El árbol del conocimiento. Ed. debate, España, 1990.

*        Pakman M.(comp.)  Construcciones de la Experiencia  Humana. V.1.  Gedisa. España, 1996.

*        Pozo J. I. y Gómez C. M. A. Aprender y enseñar ciencia.2ª  Ed. Morata. España, 2000.

*        Varela  F. J.; Thompson E y  Rush E. De cuerpo presente. Las Ciencias cognitivas y la experiencia humana.  Gedisa. España, 1992.

*        Watzalawick. P y Krieg. P ( Comp. ) El ojo del  observador. Contribuciones al constructivismo. Gedisa 4ta. Edición.España, 2000.                                                                                                            

*        Watzlawick P. et al. La realidad inventada. Colección el mamífero parlante. 4ª Edición. Gedisa. España, 1995.